Todo indica que el modelo de computación en la Nube tiende a fortalecerse. Motivos no faltan: se trata de una forma eficiente, confiable, segura y rápida para que las empresas puedan incorporar nuevas soluciones informáticas, sin incurrir en altos costos de inversión inicial, puesto que hay un proveedor que asume los costos de hardware y de gestión y mantenimiento relacionados y con menor riesgo, ya que el mismo prestador es el que garantiza el cumplimiento con las normativas internacionales y la seguridad de las transacciones. ¿Qué camino deben recorrer las empresas que quieran subirse a la Nube?

Image

 

  1. Identificación de una necesidad de negocios. Se analiza luego cuáles son los procesos, las aplicaciones y los sistemas involucrados. Un aspecto interesante de las aplicaciones cloud es que están muy enfocadas en la solución de negocios, por lo que será fundamental la participación de las áreas que son atravesadas por los procesos. Muchas veces, es precisamente el área de negocios quien activa la adquisición.
  2. Establecimiento de un plan de desarrollo. Es cierto, “subirse” a la Nube es sencillo. Sin embargo, hacerlo de manera planificada puede generar beneficios mucho más allá de los pensados en una primera instancia. Casi siempre, una primera aplicación es tan solo la vía de entrada a la Nube. Por eso, lo ideal es poder pensar en un esquema escalable, para poder extender su alcance para cubrir otras necesidades de negocios en áreas diferentes.

  3. Selección del proveedor. Como todo concepto tecnológico en ebullición, el número de proveedores alrededor de la Nube está en franco y desordenado aumento. A la hora de seleccionar uno, por lo tanto, habrá que considerar aspectos clave como trayectoria en el mercado, casos de éxito probados o disponibilidad de la solución que responde al problema de negocios.Image

  4. Diseño de un plan de integración. Es fundamental que la aplicación elegida pueda sumarse a toda la infraestructura existente de aplicaciones y que no quede como una cuestión aislada. Si la nueva herramienta no se integra con las previas, estén en la Nube o instaladas físicamente, será muy difícil visualizar todos los beneficios de este nuevo modelo. La selección que se haya realizado del proveedor aquí habrá sido clave.

  5. Definición del nuevo rol estratégico del área de TI. La Nube, entre otras características, resta trabajo pesado y repetitivo a dicho sector. Por lo tanto, esta también es una oportunidad para poder reconvertir la capacidad de esos recursos humanos para agregar valor a su empresa.

Para conocer más sobre las soluciones en la nube, visita www.corporativoit.com.mx

Advertisements